¿Es imposible vivir de la fotografía? Sí… si no recorres el camino correcto y de la manera correcta. Te pregunto ¿tú harías el Camino de Santiago descalzo y sin mapas ni GPS? Si lo hicieras, fracasarías ¿verdad? Pero eso no quiere decir que no se pueda hacer el Camino de Santiago con éxito…

Te sorprendería saber cuantos jóvenes fotógrafos realizan el camino de Vivir de la Fotografía descalzos, y sin mapas ni GPS.

¿Vivir de la fotografía quiere decir que yo hago las fotografías que me apetece hacer y me pagan por ello? ¿Quiere decir irme de viaje y hacer muchas fotografías para luego venderlas cuando vuelva?¿Quiere decir subir todas las fotos que yo hago a un banco de fotografía online para venderlas? ¿Quiere decir desarrollar un proyecto artístico para luego intentar que alguna galería lo exponga?

Ninguna de las situaciones anteriores te permitirá «vivir» de la fotografía. ¿Porqué?

Como dijo un célebre cirujano, vamos por partes: vivir de la fotografía significa conseguir ganar el suficiente dinero con tu actividad fotográfica, para poder poder pagar tus gastos y vivir cómodamente.

No se trata de forrarte ni ganar dinero por ganarlo. Se trata de construir y desarrollar un medio de vida que te permita trabajar en lo que te gusta, te satisface, te hacer sentir vivo. Nada más… y nada menos.

La premisa para que alguien te pague por lo que haces -sea cual sea la actividad que realices- es que la otra parte -una empresa o persona- tenga una necesidad o problema, que tú puedes resolver por él. En otras palabras, te tienen que encargar el trabajo, ya sea de forma continua (como empleado) o de forma puntual o recurrente (como autónomo o sociedad).

Y esta es la palabra clave: encargar. Por tanto no se trata de fotografiar lo que tu quieras o te apetezca, si no, lo que el que te contrate necesite, sea documentar su boda, o retratar un hotel.

Aunque tus fotos de viaje sean espléndidas, si nadie te las ha encargado, la posibilidad de venderlas es francamente remota, debido a la sobresaturación de este tipo de fotografías que hay en la actualidad.

Está claro que para que alguien te contrate, primero tiene que saber que existes ¿verdad?

Pero esto es otro tema muy distinto, que veremos más adelante…

Button text